Desde hace un tiempo venimos escuchando el termino HEMBRA ALFA – MUJER ALFA y muchos se preguntarán: exactamente, ¿qué quiere decir esto?

¿Eres una Mujer Alfa?

2019-04-11T17:18:35+00:00

 

Desde hace un tiempo venimos escuchando el termino HEMBRA ALFA – MUJER ALFA y muchos se preguntarán: exactamente, ¿qué quiere decir esto? Otros tantos tendrán una idea quizás equivocada y un poco sexista del tema. En este artículo he querido dejarles la definición de lo que entiendo por Mujer Alfa, luego de estudiar e indagar en varias fuentes dicho término y el comportamiento de la mujer en la actualidad.

Para poder llegar a entenderlo mejor, vamos desglosando un poco el término. En el reino animal, se denomina alfa al macho o la hembra que guía la manada. Se aplica a cualquier especie y no necesariamente tiene que ver con la fuerza física, sino con la visión, sentido de la orientación, o aquellos atributos que sean más útiles para la supervivencia de los diferentes grupos de seres. Entendiendo así alfa como él más apto para desarrollar una función.

Marian Salzman, una estratega de comunicación, fue quien dio inicio a este término, para las mujeres que, en todos los ámbitos, tienden a ser independientes, exitosas, dominantes, decididas, cazadoras, activas, femeninas e interesadas por su imagen personal. Mujeres que toman la iniciativa, son dinámicas, estratégicas, acostumbradas a tomar decisiones difíciles en la vida. Son mujeres que no utilizan rodeos al decir o hacer las cosas: son directas, van al meollo y son radicales.  Estás mujeres están acostumbradas a tomar las riendas de todo lo que compete a su vida.

 

Son mujeres que en la actualidad, encontramos cada vez más, dando un vuelco al rol asignado desde hace décadas a cada sexo. Quebrando de una manera ejemplar el patriarcado y el estereotipo autoritario tan marcado antaño.

Esta mujer actual, poderosa, llena de amor propio, segura de sí misma, integral y divertida, gracias a su trabajo, por un lado, y a su dedicación, por otro, ha logrado integrar al hombre en el hogar. Lo ha sensibilizado para que asuma una responsabilidad compartida, con el cuidado de los hijos, el hogar, la familia, la pareja y el cuidado personal. Ha involucrado a un hombre que cada vez es más capaz de expresar lo que su corazón percibe.

Por otro lado, el haber logrado el empoderamiento del rol femenino, ha ayudado a la mujer a fortalecerse como persona, contribuyendo a mejorar sus condiciones de vida.  Ha ganado un espacio admirable en grupos, asociaciones civiles, partidos políticos, cargos empresariales, reconocimientos científicos, etc. Cada vez más, la mujer avanza en ámbitos laborales, sociales y personales, defendiendo sus derechos, accediendo a prestaciones, capacitándose e incrementando su nivel de educación. Ya es parte activa en el avance en materia legislativa, y ha participado y promovido diferentes acuerdos internacionales para transformar la posición femenina en la sociedad, logrando que se escuche su voz.

En mi opinión, la mujer alfa, es una mujer normal que se ama, se valora y se acepta realmente tal y como es. Es una mujer valiente que sabe lo que quiere de la vida, que ha decidido expresarse desde su verdad, con un amor infinito hacia ella misma y su entorno.

Si profundizamos un poco más, encontramos que, en el contexto cultural y evolutivo de la sociedad, existen grandes ejemplos de mujeres como: Emma Godoy, las hermanas Mirabal, Malala Yousafzai, María Sabina, Marie Curie, entre otras, que han ido equilibrando la presencia de ambos géneros en la Historia. Para que así, hombre y mujer, puedan finalmente crecer juntos, ser capaces de valorarse mutuamente, donde ambos sientan amor propio y seguridad en sí mismos, sean inteligentes y exitosos en los diversos ámbitos de su vida. Y que esto ocurra de manera natural, retroalimentándose con el tiempo, sin necesidad de traducirse en una vulneración sexista, ni en una amenaza para la inseguridad o los egos de cada cual.

Podemos concluir que esta es la realidad que vivimos en la actualidad, donde hemos comenzado a sentir el poder femenino, equilibrándolo armoniosamente con el poder masculino. Este equilibrio llevará a la humanidad a una época de conciliación, apoyo mutuo, crecimiento personal y colectivo.

Estamos ante una transición necesaria para la evolución del ser humano que nos llevará a vivir una época en donde todos podremos participar equitativamente y en armonía del entorno. Ya podemos decir que estamos construyendo un mundo más consciente y unido. Reconociendo finalmente que juntos somos más. Juntos somos mejor.

Por: Kryusman Bibiana León López

Experta Psicóloga Positiva

Vocalía Felicidad

Facebook:@kryusmanpsicologiaintegral

Instagram: @kryusman

LinkedIn: @kryusman

Mail: kryusman@gmail.com

Bogotá, Colombia

Febrero de 2019

Deja tu comentario